CHECOSLOVAQUIA

Nº de latas 4

 

Formatos:

33 cl. ( 1 )

50 cl. ( 3 )

  • Checoslovaquia y la Cerveza
  • HISTORICO
    
CHECOSLOVAQUIA Historia La ciudad de České Budějovice en Bohemia, tiene un origen cervecero que se remonta hasta el año 1265. Fue además durante un tiempo la cervecería del Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. En el siglo XIX la ciudad estaba conformada por población de dos nacionalidades distintas. Mientras que la economía estaba controlada por la minoritaria población alemana, la mayoría checa no tenía ningún tipo de representación tanto a nivel económico como político. En un sistema en el que el voto dependía directamente del poder económico la población checa estaba obligada a mejorar su posición comercial para poder así formar parte de las decisiones políticas. Cuando el siglo tocaba a su fin comenzaron a establecerse empresas checas, siendo una de ellas la Czech Share Brewery, surgida a partir de la unión de distintas cerveceras. Produjo su primera partida el 1 de octubre de 1895 alcanzando a finales de 1896 unas ventas de 51.100 hectolitros de cerveza. Checoslovaquia fue fundada el 28 de octubre de 1918, tras la dominación del Imperio germano, el Imperio austro-húngaro y la Alemania nazi, sus habitantes cayeron en manos del régimen comunista, lo que mantuvo oculto el país del mundo occidental casi cincuenta años. Durante este tiempo, los métodos de elaboración tradicionales quedaron preservados gracias al régimen comunista. En la Checoslovaquia comunista, una fabrica simplemente recibía ordenes sobre la cantidad de cerveza que debía elaborar y con este proteccionismo las fabricas no estaban interesadas en la modernización o en incrementar los índices de producción, por consiguiente continuaban elaborando la cerveza en tanques de fermentación abiertos, y la bebida experimentaba una prolongada maduración, a veces en barricas de roble. Los amantes de la cerveza confirman el hecho de que este sistema confiere a la cerveza un carácter imposible de conseguir con los modernos depósitos de fermentación de acero inoxidable. Mucho ha cambiado en el mundo de la cerveza Checa desde el fin del comunismo. El cierre de la cervecería, la nueva tecnología y las adquisiciones extranjeras han transformado la industria. No todos estos cambios han sido para mejor. La forma idiota de cómo la industria cervecera checa fue privatizada, cuando las agrupaciones regionales de la era comunista se vendieron en lotes de trabajo, significa que todas las fábricas de cerveza local pasó a un propietario privado individual. En Praga, los tres grandes fabricantes de cerveza - Staropramen, Braník y Mestan - estaban en un solo grupo, Prazské Pivovary, y tenía un mismo dueño. La mayoría de las fábricas de cerveza del país han sido hipnotizadas por todos los brillantes fermentadores nuevos de forma cónica y de acero inoxidable de los tanques de lagerización. Es como si hubiera una carrera por ver lo rápido que pueden destruir cientos de años de tradición. Esperemos que los sorprendentes sabores que nos ofrece el país no desaparezcan tras un nuevo telón de productos insípidos elaborados por los gigantes cerveceros del mundo. El 25 de noviembre, el Parlamento federal adoptó la ley Constitucional que marcaba el final de la existencia de Checoslovaquia, que declaró que desde el 31 de diciembre de 1992 la República Federal checa y eslovaca dejaría de existir, y aseguró los detalles técnicos necesarios. Ambos países fueron admitidos como miembros de la Unión Europea en 2004.

     

     

Pulsa sobre la lata que prefieras