• Japon y la Cerveza
  • HISTORICO
     JAPON Consumo per capita : 45,4 l. ( 2010 ) Histórico La historia de la cerveza en Japón se puede situar durante la restauración Meiji, que fue el tiempo en el cual comenzó la apertura comercial del país. Desde entonces estuvo ligada al desarrollo social y cultural japonés, atravesando los contratiempos de la Segunda Guerra Mundial y llegando a alcanzar su normalización y modernidad tras el desarrollo económico del archipiélago japonés. Si concretamos la historia de la cerveza en Japón empieza en 1865 en una taberna de Yokohama. Inaugurada por W. Pattow el 1 de Mayo del citado año, surgió para abastecer a los extranjeros que llegaban al puerto comercial. La cerveza tenía que ser importada a un alto precio debido a los altos impuestos y tenía por ello escasa salida. Así que se propuso fabricarla en el propio Japón. Koumin Yamamoto elaboró la primera cerveza japonesa en 1853, aunque a modo de experimento. En realidad se considera que la primera cervecera de Japón, ubicada en Yokohama, funcionó de 1869 a 1874. Sin embargo la más popular fue la Spring Valley Brewery, fundada por el norteamericano W. Copeland. Su elaboración empezó en 1870 y perduró hasta 1884, cuando Copeland, acosado por una serie de desgracias personales, cerró la compañía y regresó a su país de origen. Sin embargo esta fábrica daría lugar años más tarde al nacimiento de Kirin Brewery. En 1872 se fundó en Osaka la primera cervecera controlada por japoneses: la Osaka Beer Brewing Company. Fue fundada por Syozaburo Shibutani y uno de sus mayores éxitos fue enviar a Baviera a Hiizu Ikuta, a la prestigiosa escuela de Weihenstephan. Cuando regresó se encargaría de sacar al mercado la cerveza estandarte japonesa por excelencia: Asahi, que significa "sol naciente". En los años 20 las empresas japonesas adquirieron gran cantidad de maquinaria para la fabricación de cerveza procedente de los EE.UU. Era la época de la Ley Seca y muchos fabricantes estadounidenses se vieron obligados a cerrar, cosa que aprovecharon los japoneses. Los años precedentes e inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial fueron de crisis: las grandes cerveceras se aliaron y el gobierno asumió el control de precios. Se aumentó desmesuradamente la cantidad de cerveza necesaria para que fuera concedida la licencia de fabricación. Muchas de las pequeñas cerveceras surgidas en los años 20 desaparecieron o fueron engullidas. A finales de los años 50, en cambio, Japón revive con una expansión económica sin precedentes. Como consecuencia, el consumo de cerveza se disparó, propiciado también por el consumo añadido de las tropas extranjeras de ocupación. Por otro lado el gobierno japonés obligó en 1949 al gran consorcio cervecero Dai Nipon a fragmentarse con el fin de impedir su monopolio. Esta fractura daría lugar más tarde a las actuales Asahi Breweries y a Sapporo, y permitiría a Kirin alcanzar el primer puesto en la producción nacional, que mantendría hasta 2001. Por otro lado el Estado decidió aumentar los impuestos sobre el alcohol, estableciendo cuatro categorías para la cerveza: más del 67% de malta de cebada, entre el 50 y el 67% para la segunda categoría, de 25 a 50% y con menos de 25% de malta. Por supuesto, la auténtica cerveza quedaba en el primer grupo y era la más gravada. Las marcas, algunas con cierta reticencia, decidieron entonces elaborar cerveza con menor contenido en malta. La primera de ellas fue elaborada por Suntori en 1994 y tuvo una gran acogida debido a su bajo precio, así que pronto fue imitada por las otras empresas. Estas cervezas complementadas con otros cereales no malteados reciben en Japón el nombre de happoshu, algo así como "vino espumoso". El Gobierno japonés no tuvo otra idea que tasar al alta el segundo grupo de cervezas. Y, por supuesto, las cerveceras contraatacaron elaborando cervezas con menos del 50% malta a bajo precio. Estas cervezas de baja calidad suponen un 40% del mercado en Japón. Pero su sabor no pueda compararse a una cerveza "completa". La cerveza en Japón cumple una función social muy importante ya que se le consideró la primera bebida "social", que igualaba a jefes y trabajadores a su alrededor. Cervecerías japonesas: • Cervecería Asahi Asahi fue la primera cervecera en comercializar cerveza en lata en Japón, novedad que introdujo en el año 1958. Sin embargo, la popularidad de la marca fue decayendo: de una cuota de mercado del 36% en 1949 hasta tan sólo un 10% en 1981. Los directivos reunidos, examinaron los resultados de las encuestas a la luz de los malos datos. El motivo de las bajas ventas estaba claro: la cerveza era mala. Ante ello, Asahi decidió resolver el problema e importar la materia prima de países con mayor tradición productora y, a su vez, enviar a estudiantes a formarse en el mundo cervecero fuera del país. Y como resultado de tanto esfuerzo surgió Asahi Super Dry, su producto más internacional y exitoso. Asahi Super Dry tuvo una aceptación enorme, sobre todo entre jóvenes consumidores, que además quedaron fidelizados. A finales de los 80 Asahi se convirtió en la segunda cervecera del país, tan sólo por detrás de la histórica Kirin. Y en 1997, Asahi Super Dry se convirtió en la cerveza más bebida de Japón. La sede principal de Asahi en Tokio fue diseñada por el diseñador francés Philippe Starck. El Beer Hall se considera una de las estructuras más modernas de Tokio. Asahi Super Dry Asahi Super Dry tiene un sabor lager, elaborada con levadura especial dentro de un proceso de alta tecnología en la elaboración de cervezas. De color claro dorado, cuerpo medio y una ligera intensidad en su aroma a malta. Posee un notable y corto sabor con un toque a arroz, que le confiere una pincelada de paladar seco. Excelente para acompañar con comida japonesa, su grado alcohólico es del 5% en vol. La compañía desató la fiebre japonesa por la cerveza seca con la Asahi Super Dry en 1987, provocando un vuelco en el mercado japonés y desbancando al anterior segundo fabricante del país, Sapporo Brewery, en ventas y beneficios. • Cervecería Sapporo Sapporo, la marca de cerveza más antigua de Japón, fue elaborada por primera vez en la ciudad de Sapporo en 1876 por Seibei Nakagawa, que fue enviado a Alemania para aprender el oficio de elaboración de la cerveza, y el uso de técnicas y estilos alemanes. Desde el principio, Sapporo era una de las favoritas entre los amantes de la cerveza - un sabor fresco y limpio que apreciaban y un proceso de elaboración de la cerveza avanzada que respetar. Sapporo Premium llego a EE.UU. en 1964. En 1984, SAPPORO EE.UU., Inc. fue fundada para mantener la alta calidad y distribución de la marca en todo el país. A partir de entonces, Sapporo estableció rápidamente su estatus como la cerveza nº 1 en ventas de Asia en los Estados Unidos. Hoy, tres variedades de la marca (Sapporo Premium, Reserva de Sapporo y Sapporo Premium Light) son disfrutadas por los amantes de la cerveza en todo el país. Sapporo Premium Con el uso exuberante de lúpulo aromático, Sapporo Premium tiene un sabor sorprendentemente nítido y refrescante sabor y amargor refinado para dejar un acabado limpio. Ya sea en su icónica lata de PLATA amada desde hace tiempo por los fans americanos, en botellas, o de barril, Sapporo Premium puede ser disfrutada en cualquier ocasión. Sapporo Premium Light Abundantemente usando lúpulo de aroma selecto, Sapporo Premium Light tiene un sabor suave, liso y elegante. Aunque baja en calorías, esta cerveza ligera nunca decepciona gracias al gran sabor heredado por Premium Sapporo • Cervecería Kirin Kirin Ichiban Es una cerveza japonesa que se comercializa en Europa y América, y cuenta con más de cien años de antigüedad. La cerveza es japonesa aunque el fundador de la empresa fue un noruego que se estableció en Japón. El mercado de esta cerveza se encuentra sobre todo en los países asiáticos, pero hace unos años comenzó su expansión por Estados Unidos y Europa, siendo bastante aceptada. Es quizás una de las mejores cervezas elaboradas en los países asiáticos, es de tipo lager, presenta un gran cuerpo, es rubia y sabrosa, y nada amarga. La cerveza se ha elaborado con agua, maíz, arroz, malta de cebada y lúpulo, una combinación que le otorga un sabor de calidad y una graduación alcohólica que no supera el 5%, de volumen alcohólico. La Kirin Ichiban también se elabora en el Reino Unido, aunque con la fórmula desarrollada en Japón, por eso, regularmente se mandan muestras del producto a Japón para que el maestro cervecero de ese país dé su aprobación antes de comercializarla. Para quienes cuidan la ingesta de calorías, Kirin ofrece la variedad light, que aporta 95 calorías, 50 menos que la original. Es una gran cerveza para disfrutar bien fría y mucho mejor si se acompaña de algo de picar. Kirin Lager Esta es una de las más famosas cervezas en Asia, y Japón es también uno de los países más amantes de la cerveza en toda Asia. Han tratado con los tipos de cerveza alternativos como: Daiginjo, Futsu-shu, y Ginjo, Sake y arroz son algunos de los ingredientes exóticos que los cerveceros japoneses usan. La Kirin lager sin embargo, es una cerveza típica, con una graduación alcohólica de 4,9 % por volumen por lo que es ampliamente exportada a Europa y a los EE.UU junto con la aún más famosa Kirin Ichiban.

JAPON

Nº de latas 13

Formatos:

33 cl.       ( 3 )

35 cl.       ( 1 )

35,5 cl.    ( 1 )

50 cl.       ( 5 )

65 cl.       ( 3 )

Pulsa sobre la lata que prefieras