• República Checa y la Cerveza
  • HISTORICO
     REPUBLICA CHECA Consumo per capita : 174 l. ( 2012 ) Historico Los checos beben más cerveza que cualquier otro pueblo. Lo de la pasión de los checos por la cerveza es algo que probablemente no podamos comprender en España. Para ellos es casi un culto, o entiéndase una obligación, que cualquier comida o en cualquier salida se brinde con una cerveza. Da igual que sean las 2 de la tarde o las 2 de la mañana. En la madrugada nosotros tomamos “pelotazos”… ellos, cerveza. Es incuestionable la contribución de este país a la historia de la cerveza, con la producción de la cerveza rubia, transparente y de fermentación superior de pilsner, nació un estilo que ha sido imitado con más o menos éxito en el mundo entero. Los lúpulos de bohemia y la cebada de moravía siguen exportándose a todas partes del mundo para elaborar una cerveza lo más parecida posible a la original. En la República Checa, la cerveza por excelencia es la tipo pilsen, lógicamente, no en vano, nació allí, en la localidad de Plzen. La historia de la cerveza en Chequia comenzó a finales del siglo XIII cuando el rey Wenceslao II dio licencia a 257 familias para que elaboraran cerveza en aquella localidad, Plzen. Desde aquel momento el crecimiento de las ventas de cerveza no hicieron sino crecer. También es de destacar el momento en el que muchos pequeños productores decidieron unirse para crear una empresa municipal, Plzensky Prazdroj, en pleno siglo XIX, de donde saldría la famosa Pilsner Urquell. esta cerveza aparece en 1842. Plzen debe ser, siempre, el inicio de la ruta cervecera en la República Checa. Se lo merece por historia y tradición. Aún así, practicamente, casi cada localidad en Bohemia nos puede ofrecer un rincón donde degustarla. Por ejemplo, Chodova Plana es una pequeña localidad que también se ha hecho famosa por sus cervezas. Es el hogar de la cervecera Chodovar, que utiliza las aguas terapéuticas para la elaboración de las mismas. Más al sur, aún en Bohemia, podemos llegar a Ceské Budejovice. Esta ciudad no es que sea especialmente vistosa. Quizás lo único que tenga para ver sea su plaza central, clásicamente norteuropea, pero, sin embargo, guarda en sus entrañas los secretos de una de las más famosas cervezas del mundo, que nació aquí: la Budweiser Budvar. Budweiser Budvar, el nombre de Budweiser aparece en más envases que en cualquier otra marca del mundo. Dicha fabrica, ubicada en la ciudad checa de Budweis, tan sólo justifica una pequeña parte de esta cifra. La historia de la fábrica empieza a finales del siglo XIX, durante el imperio austro húngaro de Habsburgo, del que los checos también formaban parte. En aquella época Budweis era una ciudad con dos nacionalidades. De acuerdo a un censo de 1900, 16.271 checos y 11.117 alemanes residían en Budweis, donde todos los puestos importantes estaban ocupados por germano parlantes. La fábrica de cerveza más importante de la época era la centenaria Samson, en su orígenes denominada Budweis Brauberechtigen Burguelichers Branhaus (Fábrica de Cerveza de los habitantes de Budweis con derecho a la elaboración de la cerveza). La Budweiser americana se remonta a 1876 precediendo así la fundación de esta fábrica. Por aquel entonces, su rival Samson ya utilizaba la denominación Budweiser, cuyo significado es simplemente “de Budweis”, no se sabe con seguridad si en aquella época estas cervezas eran exportadas a Estados Unidos. Lo cierto es que la utilización de este nombre ha dado lugar a numerosos pleitos. Eggenberg, otra pequeña localidad bohemia, elabora lo que ellos llaman “pan líquido“, una cerveza turbia pero con mucho sabor a cereales. Y aún dentro de Bohemia, Trebon es otra de las localidades que elabora su propia cerveza. Moravia es más famosa por sus vinos, eso es verdad, pero no por eso dejan atrás las cervezas. No hay que olvidar que hasta Brno, la capital morava, tiene su propia cervecera, la Starobrno. La misma capital u otras localidades más pequeñas como Mikulov tienen tabernas cerveceras donde impregnarnos del intenso sabor tradicional checo, y donde alzar nuestras jarras de cervezas.

REPUBLICA CHECA

Nº de latas 42

 

Formatos:

33 cl.   ( 4 )

40 cl.   ( 5 )

50 cl. ( 33 )

Pulsa sobre la lata que prefieras